Ill Even 6

11 septiembre 2009 § Deja un comentario

Dos torres, tres torres y un pentágono.
A juicio de un positivista:
sería necesario verificar la hipótesis del todo.
En tanta pregunta apenas vieron la epistemología
contenida en torno a tan feliz mentira.
Toparse con la luz y la post-modernidad
como una explosión grisacea que lo aclara.
El dolor  suele proceder de la herencia
del otro lado de la memoria evanescente.
Aún no se han explorado los últimos caos,
la liviana post-conspiranoia.
¿Qué somos capaces de no pensar??
¿ Qué lugar físico ocupamos
en un corte sagital por lo verdadero?

La verdad,
prudente pobre dama vergonzante,
calificada de fenómeno.
La llevaron a granel sobre la hoguera,
la llevaron a la obra de una evidencia
a la lectura de la sangre,
a la pérdida de la voluntad,
las nuevas ideas
en dos grandes almacenes de formas.

Nos damos cuenta de que son capaces
quienes no saben de esto y no piensan.
Como si el el peso de sus ojos al hacerlo
no pudiera transmitir la suficiente presión.
O pueden reaccionar voluntariamente
o refutarán el sistema.
Menos articulado, imposible.
No pueden flexionar ni extender el cerebro.
Un concepto dominante que desde antiguo,
impone una cárcel de hierro negro.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ill Even 6 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: