L4 M4N13

6 agosto 2011 § Deja un comentario

Era la excepción, la mania.
Nada más.
Lo mejor que te ha pasado en la vida,
dijiste, pero
ya era pasado,
un idiota evolucionado,
un príncipe verde como el perro,
como tú,
comida para el genio de tu lámpara.

El dolor era un lujo a tu alcance,
denso como mercurio a una altura infinita.
Conociendo el secreto para manifestar los sueños
escogiste ignorar el deseo,
escogiste los chicles de cuchillas de afeitar.

Un corte carnicero nada fácil.
Aún sangrando seguiste el viaje
buscando sombra en el everglade de mis ojos.
En un momento de profunda tristeza
tus palabras golpeaban contra mis rocas.
Heroína en el Berlín de lo inevitable.
El cielo se acabó de golpe y rápido.
El frío de la distancia quemó el espacio
en el mejor momento para subir de la mano.

Siempre autoinfligida
se cumplirá tu agenda en blanco.
Sonámbula sobre la cuerda floja a 30 metros..
Disidente de tus principios
desconocías la programación mental
cosida con agujas sobre tu piel.
El dolor no es un escape para ese dolor.
Olvidar una herida abriendo otra herida.
A todos nos llegó la decepción del Rock&Roll,
la gran estafa de los taxidermistas:
vive rápido, muere joven
y serás otro inútil y bonito cadáver.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo L4 M4N13 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: