HUM0

25 julio 2011 § Deja un comentario

El humo no tenía forma ni destino.
La canción perfecta para una noche como esa:
“adiós” y “hasta nunca”.
Pudimos alcanzar la divinidad en la carretera
y completar asi nuestra existencia.
Nos amábamos con una pasión arrogante.
Un símbolo de infinito en la cuenta vacía.
Siempre atentos de no amarnos tanto
como para no poder vernos morir de lejos.

Eramos más fuertes de lo que pensábamos,
algunos incluso nos temían.
La idea era salir de dentro de esa locura.
Buscar.
Un lugar al norte del tiempo y la realidad
donde poder perdernos.
La protección excesiva no prolongaba la esperanza.
Había raíces enormes bajo la tierra.
Arañazos, tinta, conchas y dolor.
No era un alma nueva.
Habladora indiscreta, anunciaba a voces su mercancía.
Aseguraba que todo es mentira,
ni se fiaba de ella misma
dedicada en cuerpo y llanto a exponer su ingenuidad
clavando puñales en mis ojos.
Pero después de su Universo no había nada.
¿Era nuestro final una música de danza y huesos rotos?
Un combate a muerte todos contra todos en tercera persona.
Una maniobra de desgaste.
Prendía fuego a mi conciencia para que no quedara en blanco.
Agua con tintes sin solución antes de ahogarnos..
Nos quedaban tantas vidas por beber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo HUM0 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: