Querido plumífero

29 abril 2011 § Deja un comentario

Muerte, querido plumífero.
Mi amante y yo somos
como Beatrice y Dante;
Dido y Aeneas.
Tan seguro como que en aceite
se conserva el ímpetu angular.
Nuestro amante de los gallineros siberianos
aguantará la entropía del universo.
Sus ajustadas canulas son tan móviles
como Bach en canon ascendente.
Satisfágame por favor,
en sus agrios embudos de laboratorio.
Estudiemos sus acolchados y analicemos
la composición de la esteril simiente.

El tuyo pausadamente pollo .

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Querido plumífero en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: