Demasiado rota para llorar

29 noviembre 2009 § 1 comentario

Se murió detrás de mí.
Repitió su nombre hasta morir en una calle.
Estaba viendo de nuevo la señal.
Las llamas surgían de ser humano,
su cuerpo se marchitaba lentamente,
su cabeza estaba demasiado rota para llorar.
El aire olía a carne fresca recién labrada.

Sibilino como el gato,
opaco como el espejo del lago,
frágil como una anciana de cristal.
Como flores entre sus dedos ágiles
el silencio de su retiro
se cruzaba con su cara iluminada
por una estúpida sonrisa.
Demasiado confundido para vivir
o hacer preguntas sobre una silla,
lentamente perdía en el tiempo
el rostro de quienes amaba.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , ,

§ Una respuesta a Demasiado rota para llorar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Demasiado rota para llorar en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: