La boulé filosófica didáctica

23 noviembre 2009 § Deja un comentario

Buscan, Regístran.
No están identificados.
¿Es posible no ser
conspiranoico en el siglo veintiuno?
¿Es posible?
La madre espiritual del cordero.
Mierda kosmika. Si.
Buho observador. Iniciado. Registrado.
El conflicto plano de las convicciones rotas.
Las disputas son por el poder de los creyentes.
A falta de luz, se reproducen, se imitan y se buscan.

Desconectados,
ejecutan al detalle su lista de saludos rápidos.
La fecha de tu click. Gracias por tu muerte.
Entradas gratis para la Luna Nueva.
Haz el test y muere.
La mayoría de los datos ya fueron negados,
aportados por probabilidad.
Expuestos por un teólogo no científico.

Por eso hay que salir del azar.
Aunque un poco tarde es el inicio.
El último dia del mundo, empezó hace años.
El sistema operativo incomprensible de la máquina Dios.
Recuerdalo echando un vistazo a las cartas.
La idiotez no está reñida con el servicio.
Más lo esta la lucha por el algo intangible.
Lavar los pies a la tierra con la luz.
Existen totalidades con partes
intrínsecas integrantes no occidentales.
Se puede ver el intererés en desconocer
una intervención divina constante
en sentido contrario a las agujas del reloj.
Todos sus cambios tienden al desorden.
Suena azarosa la iteración demagógica de la máquina,
Un cierto caos incompatiblemente fractal.

El último intento de agarrarse
al último clavo científico.
Compatibilizar la teoría con el dato palmario.
La vida consiste en una cadena.

El recurso es válido:
el entorno estimula ese producto

a partir del cual, sin embargo,
no pueden componerse canciones superventa.
Una suerte de inconmensurabilidad 
ontológica
entre el todo y sus partes,
cuya significación dialéctica es nada. 

Se sigue hasta la parada divina.

Adiós, adiós. Que te vaya bien.

No es éste el espacio.

¿Y si el el azar proviene de la suerte en otro planeta?


La patata que alimenta el estómago
ha matado por azar la rosa.

Querer o no querer oler, comer, escuchar o amar
algo mal concertado por faltar al conjunto
desprovisto de órganos para la vida,
una pequeña radiación luminosa.
Nadie es perfecto de todos modos
en la medida de lo posible,

sin posibilidad de producir vida.

Por ahí va la voluntad
condicionada por el ambiente.
Una intervención de las enzimas.
Cuerpos menores similares.
Lo único que hay es luz, sonido y cartón piedra.
Ninguna inteligencia ordenadora.
La oposición frente a lo adivino
no justifica cerrar los ojos
como un maldito iluminado.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La boulé filosófica didáctica en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: