2

23 noviembre 1995 § Deja un comentario

De vuelta a casa solo.
El suelo parece el mismo
de todos los sábados por la noche,
2.30 de la madrugada.
Las mismas esquinas meadas,
los mismos rincones azufrados,
las mismas vomitonas en los mismos sitios,
los mismos papeles ardiendo en las mismas papeleras,
la gente de siempre volviendo a su casa de siempre,
la gente de siempre saliendo a la hora de siempre
para ir a los mismos sitios de siempre.
Ni las calles, ni las almas,
ni los perros, cambian de dueño.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 2 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: