9

23 abril 1995 § Deja un comentario

Este amigo y yo, estamos sentados en la acera.
Gente borracha de mediocridad sale
por la puerta del pub, frente a nosotros.
Se ríen del vagabundo que mataron esta mañana,
de sus calificaciones en el examen de tortura a los vecinos,
de su puta y estúpida jeta.
Este amigo y yo pretendemos no ser ellos.
Sentados en la acera, la puerta del pub enfrente,
sacamos una pistola.
Smith & Wesson, calibre setentaiocho.
Seis disparos, seis muertos.
Los más listos chupan la sangre rebosante de narcóticos.
Nadie corre ni llora.
Sólo miran como caen al suelo sus amigos en charcos de sangre.
Algunas niñas están tristes por que no irán en moto a casa.
Seis tiros, seis muertos más,
la tristeza se les acaba en forma de balazo.
Desde los balcones piden un poco de silencio;
ningún buen vecino puede soportar
las palabras de esa gente sin vomitar en la almohada.
Seis tiros, doce tiros más, seiscientos tiros más.
El silencio se hace en zona saturada.
Somos los héroes de noche, los vecinos nos dan las gracias.
Vuelta a casa, medallas en pecho, ninguna mujer a nuestro lado.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 9 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: