13

23 noviembre 1994 § Deja un comentario

Sucio barrio. Carne putrefacta amontonada
en bares atestados de babas sin nombres.
Estoy inerme a la violación de mi cerebro, un uno de Agosto.
El calor de la calle se arremolina en pollas
sedientas de vísceras sangrantes de mujer.
Las campanas doblan el tiempo en pausado espanto
y los sexos erectos están anillados de papel moneda, mano y hambre.
Destilerías vitales coronadas y feladas por un rey o un príncipe
en una violación azul de sangre.
Mis sueños quedan sujetos al techo por la vasta hebra de tus lágrimas.
Prostitutas, ron y barro.
Chulos, jeringuillas,viejos verdes, jóvenes
inexpertos, casados mal follados, curas, saltamontes,
lagartijas, monos que hablan, hombres que son mono…
Simás vulcánicas que aguardan las estampas de vuestros monarcas.
Receptores de mentiras enroscados en vómitos y gemidos.
Yo y ella.
Unidos somos como un coctel de sueños con dos gotas de capitalismo.
Eyaculo presuroso el stock atrasado de años,
al fin, gracias, cincomil y la cama, ni un solo beso.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 13 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: