23

23 enero 1994 § Deja un comentario

Los días se hacen más y más predecibles
y aún con todo esperamos que cambien
al mes siguiente, al año siguiente,
en una siguiente vida.
Los días pasan intentando sorprenderse a sí mismos
con anuncios publicitarios, con la primavera
y el verano,
con algún buen polvo y unas cuantas buenas pajas.
Y se dicen entre sí
(El hoy al ayer, el ayer al mañana)
que van a cambiar en alguna otra vidas,
que el destino es una invención de los adivinos,
que Rappel es un lunático,
que mañana me toca
madrugar y trabajar
y sudar y joderme, y decir hola y adiós
a todos los cabrones que habitan
este jodido mundo.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 23 en Sinequia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: